Cómo colgar una vaca

Las pieles de vaca no tienen que estar atrapadas en el piso. De hecho, no deberían ser porque se ensucian demasiado. En su lugar, puede mostrar la pieza fina con estilo colgándola. Necesitará una pared muy grande y mucha paciencia para colgar una piel de vaca, pero se puede hacer con unos simples pasos.

Una piel de vaca

Paso 1

Averigua dónde colgarlo. Las pieles de vaca generalmente son de color oscuro, por lo que realmente se cerrarán en un espacio. Asegúrese de que la habitación que elija pueda manejarlo. También mida su piel de vaca y la pared que ha elegido para asegurarse de que realmente se ajuste.

Paso 2

Reúne tus suministros. Obtenga una escalera lo suficientemente alta como para alcanzar cerca del techo, un martillo y una colección de clavos cortos y delgados que no causen demasiado daño al cuero de vaca cuando los clava. Necesitarás muchas uñas porque estás usando unas delgadas y las pieles de vaca son muy pesadas.

Paso 3

Coloque la piel de vaca en el piso frente a la pared donde la va a colgar. Colóquelo de modo que esté centrado como desee y pueda determinar el punto más alto en el medio de la piel.

Paso 4

Comienza a clavarlo en la pared. Manteniendo la mano en el punto central más alto de la piel de vaca, o marcándola con cinta adhesiva para saber por dónde empezar, juntar el cuero y subir la escalera. Clave el punto central más alto en la pared, lo más cerca posible del borde del cuero de vaca para que los extremos no se doblen pero estén lo suficientemente adentro como para asegurarlo. Luego, aplana la piel contra la pared por un lado, luego por el otro, clavando primero los puntos más exteriores a la pared para que tengas una piel plana.

Paso 5

Termine el enclavamiento dispersándolos alrededor del perímetro de la piel para asegurarlo a la pared. Es posible que tenga que rehacer algunas uñas si la piel comienza a doblarse o doblarse. Desea que la piel de la vaca esté lo más al ras posible contra la pared o se verá horrible.